Sublevaciones literales

El arte contemporáneo se ha convertido en un orden nuevo. Una especie de lenguaje independizado que genera sus propias lógicas discursivas, sus propios modelos de aceptación e impugnación y sus propios ritos de exhibición y consumo. En ese nuevo orden, a menudo sucede que una exhibición es mucho más importante por su curaduría que por la calidad de sus obras vistas cada una por separado. Cuando esto pasa, el peso de la mirada cae en el concepto y en la idea y se separa un poco de los márgenes razonados de ver cada obra en particular o cada artista en concreto.

Esto pasa con Sublevaciones, la muestra que se expone en el Museo de Arte Contemporáneo de la UNTREF y que llega ideada por el ensayista George Didi-Huberman.
Por ser una de estas muestras conceptuales, no resulta extraño percibir que no hay en ella obras de gran factura o de fuerte presencia estética. La excepción, en este caso, es la obra de Dennis Adams que destaca por su calidad y por su capacidad comunicativa.

Así las cosas, lo que hay que decir hay que decirlo sobre la idea de Didi-Huberman y su realización. Esta última es impecable. En la redondez de sus posiciones ideológicas la muestra es muy consistente y le revela al espectador justamente lo que el realizador intenta decir. No hay traumas entre quien enuncia y quien ve, sobre todo debido a la extrema simpleza del mensaje. El magnífico espacio del Museo de Arte Contemporáneo de la UNTREF en el viejo edificio del hotel de inmigrantes suma al clima de la muestra y la enmarca sin ambigüedades de ningún tipo.
La literalidad de Sublevaciones es reconocible dentro de las fronteras del arte político con intereses estéticos contemporáneos. Es una fórmula que dibuja un hilo narrativo ligado a formas de pensar ideológicamente situadas a la izquierda de todo. Las relaciones entre este arte conceptual contemporáneo y el eco de un marxismo cultural acrítico son frecuentes en nuestro medio aún cuando cuesta un poco más verlas en salas y museos de otras partes del mundo.

Como se sabe, no hay nada más fácil que pasar por ser de izquierdas, y Didi-Huberman lo hace a la perfección. En Sublevaciones hay mucho dramatismo, mucha apelación a la memoria colectiva y mucha lucha callejera. La sublevación es aquí un hecho eminentemente político y no admite una mirada interrogativa o más siquiera matizada. Si bien las imágenes de las sublevaciones van desde la guerra civil española hasta las dictaduras en América del Sur pasando por Irlanda del Norte, casi todas están filiadas en una visión romantizada y ahistórica de lo que los profesores en humanidades gustan en llamar experiencias populares de resistencia.

Las emociones políticas que se retratan en Sublevaciones admiten, en el terreno de la teoría y de la historia, más matices e interpretaciones que las que se dejan ver en la muestra y eso no pasa inadvertido. La intención de Didi-Huberman al montar esta muestra fue, y son sus propias palabras, la de “contribuir a reinventar nuestras esperanzas políticas”. Desde un punto de vista lo ha logrado, dejando bien en claro la naturaleza de esas esperanzas. Por el otro, queda la posibilidad de pensar en cierto grado de subestimación estética y política. Para decirlo en otro dialecto, Sublevaciones es una gran muestra militante, a la que le falta poesía.

 

Sublevaciones, de Georges Didi-Huberman
Desde el miércoles 21 de junio (a las 13 horas) hasta el 27 de agosto en MUNTREF Centro de Arte Contemporáneo – Sede Hotel de Inmigrantes – Av. Antártida Argentina (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebús). Entrada por Apostadero Naval, Puerto Madero.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s